Comunicación,Redes Sociales

A vueltas con la ética periodística

13 May , 2014  

La muerte en un tiroteo de la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco, sirve para volver a sacar a la palestra el tema de la verificación y la ética en el periodismo, quizás uno de los grandes caballos de batalla al que los periodistas debemos enfrentarnos si trabajamos con las redes sociales.

Es indiscutible a estas alturas que la era digital ha transformado la forma en que se crea el contenido periodístico y por supuesto la forma en el que llega a la audiencia. La ubicuidad y la omnipresencia de los móviles y tabletas conectados a internet ha hecho que la línea entre consumidores y creadores de contenidos se vuelva borrosa, a veces hasta el punto de desaparecer.

En este contexto, además de para la propia profesión, la audiencia necesita localizar fuentes creíbles y fiables. Para eso, los periodistas debemos adoptar más que nunca si cabe unas normas éticas que sometan a nuestro trabajo a los valores de la verdad, la transparencia y valor para la comunidad.

ética e inmediatez periodística

Pero, ¿cómo puede un periodista adherirse a los más altos estándares éticos también en el mundo digital y de las redes sociales?

Kelly McBride es escritora, profesora y una de las principales voces en EEUU cuando se habla de la ética de los medios. Las redacciones más grandes del mundo, incluyendo el New York Times, el Washington Post, CNN, NPR o la BBC, buscan con frecuencia su consejo para decisiones internas o contar con su experiencia en sus historias. Ella es la autora de un decálogo que bien podría tenerse como punto de partida cuando haya que enfrentarse a comunicar en tiempo real las noticias:

  1. Buscar la verdad y comunicar de la manera más completa posible: no precipitar la publicación online por el simple hecho de ser los primeros.
  2. Tratar a los artículos imparcial y exhaustivamente.
  3. Requerir la respuesta de los que han sido nombrados en nuestras informaciones. En este caso las prisas tampoco tienen por qué evitarnos ser rigurosos.
  4. Adoptar la transparencia en todas las prácticas periodísticas.
  5. Verificar la información con disciplina.
  6. Crear un espacio público para el debate y la crítica.
  7. Acudir a fuentes de datos públicas y hacerse con pruebas medibles para refrendar una información.
  8. No fiarse de cualquier fuente que nos llegue por la red sin comprobar sus motivaciones y sus conocimientos.
  9. Investigar.
  10. Ojo con los vídeos o fotos tomadas con los móviles que no podamos verificar.

 

, , , ,


2 Pingbacks/Trackbacks

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies