Comunicación,Redes Sociales

Cinco peligros para periodistas en Twitter

11 Dic , 2013  

Twitter es un buen ejemplo de cómo con una herramienta social se puede hacer un periodismo mucho más eficiente y también más abierto. La red de microblogging mejora el potencial de los periodistas, para recopilar no solo noticias u opinión, sino también para difundir sus propios contenidos y mejorar el perfil de su marca. Pero al igual que cualquier nueva tecnología también tiene peligros.

peligros twitter periodistas

Charlie Beckett es un profesor de Medios y Comunicación en la London School of Economics and Political Science que resume en cinco puntos aspectos negativos que los periodistas deben tener en cuenta al usar Twitter:

1. Conformidad

¿Sólo retuiteas aquello con lo que estás de acuerdo? ¿Sólo sigues a las personas que comparten tus puntos de vista? ¿Respondes a la gente de fuera de esos grupos? ¿Revisa a quién sigues o quién te sigue? ¿Has utilizado alguna técnica para diversificar o actualizar tus listas de Twitter?

Es cierto que Twitter permite potencialmente llegar a un gran número de personas. Echemos cuentas: si tienes 100 seguidores con 100 seguidores cada uno, la proporción llegaría pronto a cifras muy altas. Pero en la práctica, ¿Con cuántas personas interactúas? ¿Y quiénes son? Puede que no ayude inundar tu timeline con todo aquello relacionado con tus aficiones personales o vida familiar. Es posible que desees alcanzar el estatus de experto en alguna especialidad dentro del periodismo. Está bien. Pero incluso dentro de ese estrecho rango la diversidad te mantendrá fresco y mejorará tu periodismo.

2. Desproporción

Sólo una minoría de la gente está en Twitter, y sólo una fracción de ellos están activos. Las personas que siguen tu cuenta es sólo una versión parcial de Twitter en general. Y la gente en Twitter no representa a la población en general. Tenemos el potencial para recoger tendencias interesantes y llegar a un público amplio y diverso, pero nunca asumir que refleja el mundo real más amplio. ‘Twitter’ nunca ‘dice‘ algo. Y mucho menos, ‘La gente piensa‘ a través de Twitter. Siempre es “alguien (o ‘algunas personas’) en Twitter dice algo“.

3. Buscar la atención a corto plazo

Es bastante fácil conseguir seguidores y hacerte un nombre por ti mismo. Si pías sin cesar, por ejemplo, por lo general, ganarás seguidores. Si eres divertido, rápido, famoso, o alguno de los enfurecidos y tiendes a generar atención, también. Pero las estadísticas indican que es fácil adquirir una gran cantidad de seguidores pero será de poca utilidad periodística. Clamas en el desierto. Desde el punto de vista de la eficiencia pregúntate cuál es tu modelo de negocio sostenible. ¿Qué tipo de red estás tratando de construir y con qué propósito?

4. Maleducado

El periodismo, generalmente, se nutre de los conflictos, pero esto se supone que es el contenido, no el portador. Buscar pelea con todo el mundo puede generar la atención de corto plazo y para algunas personas puede que sea una opción de carrera, pero es una posibilidad remota. La mayoría de los periodistas querrán trabajar con todas las partes y ser lo suficientemente flexibles para conectar más allá de su tribu. Para ello es necesario escuchar y comentar. Se puede estar en desacuerdo, pero dando tu opinión, no emitiendo juicios.

5. Sesgo

Si todo lo que haces es Twitter entonces estás haciendo un periodismo muy limitado. Twitter inspira para hablar con la gente y leer/ver un montón de cosas fuera el propio Twitter. Pero el mejor periodismo todavía surge de salir a la calle, investigar historias, hablar con la gente, hacer preguntas adicionales y sabiendo cosas que no están en Twitter.

, , ,


4 Pingbacks/Trackbacks

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies