Comunicación

Desayunos con tinta

3 Feb , 2012  

Cuando comencé en esto del periodismo lo hice en un periódico. Tuve la suerte de estar rodeado de magníficos profesionales con muchos años de experiencia a sus espaldas. Redactores de los que no iban a las ruedas de prensa porque sus fuentes no estaban allí, de los que tenían una agenda de contactos y temas que a un novato como yo le dejaban con la boca abierta y la sensación de que estaba en el lugar más adecuado para aprender el mejor oficio del mundo.

De esa época me quedo con las horas fuera de la redacción ‘arreglando el periodismo’. Debates interminables y a menudo infructuosos sobre qué le depararía el futuro al periódico y en los que todos tenían la clave para regenerar la profesión (algo que es intrínseco a todo quisque en este gremio).

Aún recuerdo uno de los temas que más les encendía: “El papel va a desaparecer” decía yo y al momento me caían palos por todos los frentes: ‘lo mismo dijeron cuando nació la radio y la televisión después‘; ‘nada puede reemplazar a un periódico durante un desayuno, en la playa o tomando un café’…

Quince años después he vuelto a ‘escuchar’ una de esas frases de un periodista 40 años más joven que ellos.

 

A su favor tiene que aún existen diarios en papel, ¿en contra? Todo lo demás.

Llevamos años viendo una sorprendente (re) evolución de los medios de comunicación, años en los que la prensa escrita es sin duda el elemento más débil de la cadena y en el que día sí, y día también, nos encontramos con que los eslabones van cayendo.

El día que suceda, y quiero vivir para contarlo, no será un día para celebrarlo. Pero soy de la opinión de que será un día intranscendente pese a ello, igual que el día que terminó de escribir su último pliego el último amanuense cuando el uso de la imprenta se generalizó.

Le contaba Negroponte a @anagv (una vez más) en la última Conferencia Mundial del Software Libre en Granada que el papel va a desaparecer “sin duda, no puede sobrevivir” decía el director del MIT Media Lab y ella preguntaba:

-”¿Me está diciendo que se acabó la lectura romántica del periódico los domingos por la mañana junto al café?”
-”No te preocupes, habrá periódicos con sensación de papel, aspecto de papel y tacto de papel que incluso podrás arrugar… pero serán digitales”, contesta.

Afortunadamente para los periodistas de lo que hablamos es de la muerte del formato, igual que en informática murieron los floppy disks, o los sombreros dejaron de llevarse. “la palabra escrita es la forma más eficiente para transmitir conocimiento y opinión“, Negroponte dixit, lo de menos es la tinta, añado yo.

, , ,


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR