Comunicación

¿Es la era de las alternativas legales al pirateo?

13 Mar , 2014  

El País publicaba, con motivo del cierre de la web de enlaces SeriesYonkis, un artículo titulado ‘Lo de “yo pirateo series por falta de alternativas” ya no es excusa‘, dedicado al florecimiento de alternativas legales para ver contenido audiovisual, considerando que aquellos que lo hacen por vías ilegales (¿?) ya no tenían excusa para hacerlo.

Dejémoslo claro desde el principio y así no llevaré a nadie a engaño: Es falso, o lo que es peor, es una verdad a medias.

vídeo bajo demanda

Si eres un fiel seguidor de las series de televisión más comentadas, compartidas o veneradas (y habría que ver cuánta parte de culpa tiene internet y las descargas en esto) es cierto que en algunos de estos servicios encontrarás la forma de de pagar por ver ese contenido, con una diferencia temporal aceptable (en algunos casos) desde su estreno en su país de origen.

Por contra, si eres seguidor de alguna serie sin tanto tirón, y has probado alguno de los servicios mencionados en el artículo, ya habrás podido llegar a la misma conclusión que yo. El problema es siempre el mismo: el catálogo siempre es corto. Te toca entonces volver a buscar en la parrilla de las cadenas de TV con frecuentes cambios de horario, cancelaciones no previstas, orden no cronológico de los capítulos… el modelo a desterrar vaya

Son muchas las voces que se unen pidiendo un mayor abanico de plataformas, centrándose sobre todo en que empresas como Netflix, o Amazon desembarquen en España. Estos también olvidan que en sus países de origen no son pocas las voces críticas que se quejan de lo corto de sus catálogos. Así que el problema es otro: tendrás que pagar a diferentes servicios para ver todos los contenidos que quieras. Y así llegamos al problema del “precio razonable“.

Ver en Full HD (y durante 48 horas máximo) el último estreno de Disney cuesta en iTunes (plataforma legal de descarga en España) 16,99€. Comprar el DVD en Amazon: 17,81€. ¿Tiene el alquiler un precio razonable? Creo que la respuesta es obvia.

Estoy a favor del pago por los contenidos. No solo de los audiovisuales, sino por todos los que me merezcan la pena. Lo importante es que estén a mi disposición como quiero, cuando quiero, donde quiero y a un precio razonable. Al final el único problema que existe lo genera, como dice Kevin Spacey en el vídeo que sugiero que no os perdáis, los gerentes, abogados o directores que hacen de las palabras ‘derechos de autor’ su negocio.

, , , , , , ,


One Pingback/Trackback

    13 March 2014 at 2:03am
    Información Bitacoras.com Valora en Bitacoras.com: El País publicaba, ...
  • Bitacoras.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR