Comunicación,Diseño

Mensajes intocables

3 Jul , 2012  

Mega ilustración gráfica con las bondades de trabajar en casa realizada por una empresa que facilita puestos de trabajar en casa

Mega ilustración gráfica con las bondades de trabajar en casa realizada por una empresa que facilita puestos de trabajar en casa

Las ‘infografías’ virales (no comulgo con llamar así a esas macro ilustraciones que presentan datos hasta borrarte la huella dactilar haciendo scrolling) parecen haberse convertido en la manera más efectiva de enviar un mensaje y además que este sea ‘intocable’.

Tal vez en España, quizá por precio, no es una tendencia tan extendida (aunque se ven casos cada vez más a menudo) pero en el mundo anglosajón es un comportamiento muy habitual que cualquier agencia que quiere enviar un comunicado de prensa sobre tal o cual empresa, en lugar de mandar una nota de prensa que cualquiera puede descontextualizar, interpretar y modificar, éstas opten por realizar esas infografías que luego vemos en nuestras webs favoritas de noticias y compartimos a diestro y siniestro en nuestras redes.

¿Por qué? Sencillo.

Enviar la información así al periodista consigue que vea algo elaborado y le dé ese cariz de veracidad que la empresa está buscando sobre su servicio, su app o su ingente número de usuarios en todo el mundo. Algo que está tan ‘currado’ no va a ser falso o tendencioso.

La inmensa mayoría de las personas a las que les llega no tiene ni el tiempo ni los conocimientos técnicos para modificarla o editarla ya sea de manera crítica o gráficamente para cambiar la presentación de los datos que se nos presentan.

Una vez alcanzado el gran público, si gráficamente tienen una percha medianamente trabajada y nos llega vía tuit, vía muro de Facebook, Linkedin… la mayoría le damos salida sin inmutarnos y seguimos compartiendo la información. El aspecto gráfico dota al mensaje de mayor viralidad.

Leer cuesta y una imagen vale más que mil palabras. Esto funciona igual para los bloggers que para los periodistas. Si no tienes demasiado tiempo para revisar a fondo tus notas de fuentes contrastadas y fiables, imagina que te tienes que enfrentar a 40 o 50 gráficas llenas de datos que habría que cotejar.

Conclusión:
Si mandas una nota de prensa sobre tu nueva app para Facebook, lo más probable es que caiga en el cajón de ‘cuando tenga un rato’ de los periodistas, o en el Evernote de cualquier bloguero. Eso sin contar que será interpretada, cortada, recortada, descontextualizada… Si mandas una ‘infografía’ a todo el mundo le encantará y casi sin darle importancia la compartirán entre sus amigos, contactos, followers sin mover ni una coma de tu mensaje.

¿Y tú, cómo gastarías el dinero?

Por cierto, perdón  por contribuir a desgastar vuestra huella dactilar un poquito más con la ilustración del post.

, ,


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies