Comunicación

Nuevos formatos para narrativas clásicas

27 Feb , 2013  

A finales del año pasado, el New York Times (siempre el NYT…) lanzaba un espectacular reportaje/documental web llamado Snow Fall. Se trataba de un proyecto innovador que cuenta la historia de una fatídica avalancha en EEUU con una impresionante presentación multimedia (vídeos, infografías, fotogalerías) que arropa a una excelente narración de los hechos, cuya lectura es altamente recomendable.

Snow Fall de The New York Times

Desde su aparición, el reportaje causó sensación y sus cifras de visitas desconcertaron incluso a la plana mayor del propio periódico.

Sin entrar a valorar detalladamente si su éxito se podría catalogar como el futuro del periodismo, cosa que dudo por otra parte porque estamos hablando del NYT, de una historia que tarda en escribirse seis meses y que tiene detrás un equipo de 16 personas, entre otros motivos… sí que plantea la introducción de nuevos formatos en narrativas clásicas del periodismo y de forma exitosa además.

En la misma categoría hay que situar los webdocs o documentales web, cuyo auge e interés parece crecer día a día. ¿Qué son? Reportajes de larga duración, con una narración multimedia y que otorgan al usuario el control narrativo sobre la misma. Los documentales web necesitan que el usuario se implique y suelen ofrecer la posibilidad de debatir, compartir contenido, elegir…

Para desarrollarlos existen aplicaciones que si bien no ofrecen un resultado tan profesional como la programación directa, sirven para que los no iniciados en los lenguajes informáticos desarrollen este tipo de contenidos. Programas como klynt o djehouti pueden resolver los problemas y conseguir resultados en poco tiempo si estás empezando en el género.

Ejemplo de web doc publicado en lecho.be

Hay más formatos, algunos de los que ya nos hemos ocupado aquí como Meograph, que encajaría también en la categoría de webdoc, o Thinglink, que sirve para dotar de capas de información a una imagen o una infografía que se ha volcado sin más del papel a una edición digital.

La principal dificultad para desarrollar ambos formatos es la misma: la falta de tiempo para aprender las herramientas. El principal argumento a favor: los contenidos de calidad tienen hoy en día nuevos formatos que los acojan y que los hacen mejorar.

 

, , , , ,


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies