periodismo y aplicaciones de mensajería, unidos para siempre

Comunicación

Periodismo y aplicaciones de mensajería, unidos para siempre

13 Jun , 2018  

En el corto periodo de tiempo transcurrido desde principios de 2014, cuando la BBC se convirtió en el primer gran medio en realizar experimentos con plataformas de mensajería, la situación ha cambiado significativamente. Facebook compró WhatsApp por unos asombrosos 22 mil millones de dólares. Snapchat es ahora una potencia mediática y existen docenas de compañías más como Viber, WeChat, Kik, LINE o Tango, por nombrar solo algunas.

Sin embargo, estas plataformas aún están en pañales. En todo caso, están experimentando cambios más rápidos a medida que se profundiza la relación entre el periodismo y las aplicaciones de mensajería.

Aunque las predicciones son siempre propensas al ridículo y al fracaso, hay algunas en lo que se refiere al periodismo y aplicaciones de mensajería por las que vale la pena apostar.

La funcionalidad de las plataformas madurará

La falta de analítica en profundidad y las perspectivas que ofrecen las plataformas de mensajería a los medios es un problema aún. A medida que más personas ingresan a este espacio, la solicitud de este tipo de datos aumenta: cómo medir el alcance, el tiempo dedicado a cada contenido, reproducciones de archivos de audio o vídeo, clics en enlaces…

Si bien varias aplicaciones de chat tienen sus propios sistemas de administración de contenido, todavía son bastante básicas y carecen de muchas características que facilitan la creación de contenido atractivo para la plataforma. Algunos, como WeChat y Telegram, tienen buenas API, pero otros, como LINE, Viber, Snapchat y WhatsApp, no. Esto hace que actualmente sea difícil para las herramientas de publicación de medios sociales centralizadas incorporar las aplicaciones de chat en sus sistemas.

Aquellas que se muevan más rápido en este ámbito es probable que vean crecer la atención de los medios.

Nuevas formas de contar historias en los dispositivos móviles

Las plataformas de mensajería están impulsando a los medios a pensar en nuevas formas de crear contenido. Por poner un ejemplo, Snapchat Discover dio un impulso al aumento del vídeo vertical: ahora es un formato asentado con el que trabajan cualquier medio de comunicación.

Del mismo modo, el auge de emojis y stickers está permitiendo a los medios interactuar con el público de maneras más informales y tal vez significativas.

El nacimiento de aplicaciones de mensajería regionalizadas o locales

Si bien muchas de las aplicaciones tienen una cobertura significativa a nivel mundial, o entre regiones y datos demográficos específicos, está surgiendo otra clase de aplicaciones de chat.

Hike es una aplicación de la que probablemente nunca hayas oído hablar, pero ya está detrás de WhatsApp en la esfera del chat en India. Si bien Hike es probable que nunca supere a un gigante como WhatsApp, la plataforma tiene mucho espacio para auparse al segundo lugar al haber pivotado su servicio en función de las necesidades e identidades culturales de los usuarios locales.

Zalo es una aplicación que actualmente es enorme en Vietnam. Similar a Hike, se ha configurado en torno a los intereses y requisitos culturales de las personas en el país, ofreciendo una experiencia más personalizada que ha llevado a millones de nativos a agregarlo a sus teléfonos.

Los mensajes serán como la electricidad

Mientras que la mensajería es actualmente una función claramente definida de aplicaciones específicas, es probable que el futuro sea uno en el que dicha capacidad se incorpore a casi todas las tecnologías y servicios digitales. El punto donde comienza y termina una aplicación de mensajería se difuminará. La clasificación de aplicaciones es cada vez más complicada, especialmente a medida que las plataformas de redes sociales como Twitter, Instagram y LinkedIn actualizan sus capacidades de mensajería acercándolas más a las experiencias de las aplicaciones de chat.

Independientemente de qué plataformas de mensajería aumenten o disminuyan en los próximos años, nuestro comportamiento con la mensajería está ya profunda y culturalmente arraigado a nivel mundial. Podemos usar diferentes aplicaciones de maneras ligeramente diferentes, pero un gran número de personas se sienten completamente a gusto con la comunicación instantánea en sus teléfonos móviles, ya sea por texto, imágenes, voz o vídeo. Tanto es así, de hecho, que su uso podría describirse como más firmemente arraigado hoy en día que el de la TV tradicional; después de todo, los smartphones son mucho más personales y están con nosotros donde quiera que vayamos.

Los medios que puedan comprender mejor las tecnologías móviles y desarrollar planes estratégicos sobre cómo usarlas serán las más relevantes y capaces de atender a las audiencias del futuro.

, , , , , ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies