Redes Sociales

¿Sirve generar viralidad en redes sociales?

3 Dic , 2012  

Circula por las redes una historia de hace nada más y nada menos que cinco años y medio. Se trata del experimento sociológico que The Washington Post llevó a cabo con el famoso violinista Joshua Bell.

El periódico lo puso a tocar un Stradivarius de un millón de dólares en el metro de Washington y se dedicaron a analizar la reacción de los viajeros.

Resumo la historia por si no te ha llegado: pocas personas se detienen ante el músico y al final consigue poco más de 30 euros en propinas, cuando días antes había llenado el Boston Symphony Hall, a 100 euros la butaca.

La moraleja del rotativo: la belleza no se aprecia fuera de contexto. Mi teoría sería otra, sobre esnobismo, pero para elaborarla habría que hacer la prueba a la inversa: ¿cuántas butacas vendería un violinista de los que habitualmente tocan en el metro?.

En el mundo del socialmedia, ese que tantos posts ocupa, tantos tuits y tantas charlas y encuentros, pasa más o menos lo mismo que en el metro de Washington o en el Boston Symphony Hall. ¿Por qué sale ahora de nuevo esta noticia y se cuenta una vez y otra en las redes y en conversaciones en la calle? Probablemente el contexto en el que se produjo la prueba del periódico no se daban las circunstancias, tal vez por el menor desarrollo de las redes en 2007.

Ahora nos encontramos con otro término que nos encanta y que en 2007 si se escuchaba era tan exclusivo de entender como un abono en el Boston Symphony Hall: la viralidad. ¿Qué convierte un contenido en viral?

De este tema podríamos sacar algunas pistas: algo valioso, identificativo, compartible, asequible, divertido, atractivo, útil, informativo.

Parece que la historia de Bell en el metro cumplía estos requisitos y sin embargo no consiguió la viralidad (que probablemente nunca pretendió en el momento de su concepción) hasta cinco años después.

A pesar de todo, no parece haber fórmulas mágicas para obtener viralidad con un determinado contenido y aún aplicándolas lo importante no debería ser convertirse en famoso por unas horas/días, sino conseguir transformar ese boom de tráfico en algo mucho más productivo.

Convertir el tráfico viral en usuarios encantados de saber una y otra vez más cosas de ti, suele ser mucho más difícil que lograr que una vez tengamos nuestros cinco minutos de gloria.

, ,


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies